ropa deportiva
¿Qué haces con tu ropa después de hacer ejercicio?

Sin darnos cuenta, tras hacer ejercicio cometemos una serie de errores que pueden afectar negativamente nuestra práctica deportiva. Dejando para otra entrada el tema de la alimentación, hoy nos queremos centrar en un error muy frecuente que solemos hacer sin ser conscientes: lo que hacemos con nuestra ropa después de hacer deporte.

Dejarte la ropa después de la actividad física: Muchos lo hacen pero es un error. Sabemos que puede dar un poco de pereza y más cuando hace frío pero no es excusa. Tras la actividad, la ropa queda húmeda y puede contener bacterias y gérmenes, lo que puede ocasionar enfermedades y resfriados. Además, cuando terminamos de hacer ejercicio, nuestra temperatura corporal es más elevada, por lo que mantener la ropa sudada hasta llegar a casa o hacer recados hará que se produzcan cambios de temperatura muy rápidos en nuestro cuerpo. También pueden llegar a producirse irritaciones en la piel como brotes de acné o dermatitis.

Los expertos recomiendan que nos cambiemos la ropa por una seca al terminar la actividad. Para eso, prepara en tu mochila ropa, calcetines y zapatillas para cambiarte. Solo te llevará unos minutos y tu cuerpo lo agradecerá.

Usar varias veces la misma ropa: Este error es menos común pero igual de importante. En algunos casos, cuando no se ha realizado una actividad muy intensa, la gente suele guardar la ropa para usarla otra vez. La ropa que se ha usado para hacer deporte, esté más o menos sudada, acumula gérmenes y bacterias por lo que nunca se debe usar dos veces sin antes lavarla. Además, el sudor que queda en la ropa puede causar irritaciones que pueden llegar a ser graves en pieles sensibles.

Ducharse nada más terminar: Existe la duda de qué es mejor, si ducharse nada más terminar de hacer ejercicio o esperar. Aunque existen opiniones muy dispares, la mayoría de los expertos recomienda un tiempo prudencial de 30 min para que tu cuerpo no sufra contrastes de temperatura ya que, tras terminar de hacer ejercicio, tus pulsaciones y temperatura corporal estarán muy elevadas.

Limpia tu equipamiento: Las bacterias no solo se acumulan en nuestra ropa, si no en todo nuestro material deportivo. Por eso es recomendado lavar después de unos cuantos usos guantes, cintas, esterillas y otros accesorios deportivos.

Por último, más que un error es un consejo. Después de la actividad, sobre todo si se realiza una actividad de intensidad media- alta, no se recomienda terminar de golpe. Tras el ejercicio se debe mantener, durante unos 10-15 minutos, un movimiento para ir bajando la temperatura y las pulsaciones. Esto te ayudará en la recuperación de tu cuerpo.

Artículos relacionados

Te puede interesar..

Síguenos en redes sociales para estar informado de todas nuestras novedades:

Facebook @sparsureste

Twitter @SparSureste

Volver
Artículos Recomendados

Deja un comentario

*