Todos conocemos la noche de Halloween como la noche en la que nos disfrazamos de los personajes más terroríficos de nuestras pelis y series favoritas y salimos a pedir golosinas bajo el lema “truco o trato“, pero su origen dista mucho de los disfraces y calabazas importados de los Estados Unidos.

Halloween es una fiesta pagana cuyos orígenes se remontan a un antiguo festival que realizaba el pueblo celta conocido como Samhain, que significa “fin del verano”. Este festival tenía como finalidad el comienzo de un nuevo año, celebrando el fin de las cosechas realizadas durante el verano. Durante esa noche, 31 de octubre, víspera de Todos Los Santos, los celtas creían que los espíritus de sus difuntos caminaban entre los vivos para celebrar con ellos la festividad, por eso era costumbre encender una vela por cada difunto con el fin de ayudarles a encontrar el camino de vuelta.

Actualmente la noche de Halloween es una fiesta muy popular celebrada en muchas partes del mundo y que se ha ido adaptando a la cultura de cada país. Existen muchos países que, debido a sus raíces, siguen celebrando esta noche según la tradicional festividad pagana, como es el caso de Irlanda. Sin embargo, existen otros países, como es el caso de Estados Unidos, que la han reinventado incorporando algunos elementos que nos resultarán muy familiares. En Estados Unidos es tradición comprar calabazas con el fin de ahuecarlas, tallarlas y añadir una vela en su interior. Esta idea viene de una antigua tradición conocida como los “faroles de Jack”, de origen irlandés. El “truco o trato” se incorporó más tarde, a principios del siglo XIX.

En México y otros países centroamericanos se celebra ese día el famoso Día de los Muertos, cuyo origen se remonta a civilizaciones precolombinas y que tiene muchos puntos en común con la antigua festividad pagana. La celebración que se realiza en España es la misma que se celebra en Estados Unidos debido a la influencia cultural que recibimos de ese país, aunque existen algunas diferencias. En España, el 1 de noviembre, Día de Todos Los Santos, celebramos una tradición católica en la que honramos la memoria de todos los que han muerto, siendo común dejar flores a nuestros seres queridos.

Fuente: Muyinteresante, sobrehistoria.

Volver
Artículos Recomendados

Deja un comentario

*