Muchos piensan que la proteína solo puede obtenerse de una dieta basada en alimentos de origen animal. Sin embargo, existen otros alimentos que nos pueden aportar este componente, se trata de las fuentes de proteína de origen vegetal. A continuación os enumeramos las diferentes fuentes vegetales ricas en proteína, perfectas para combinarlas en una dieta en la que se incluyen alimentos de origen animal o dietas veganas o vegetarianas para aportar este componente.

FUENTES DE PROTEÍNA VEGETAL 

  • Frutos secos. Aunque todos los frutos secos tienen un alto contenido en proteína hay que hacer mención especial a los cacahuetes, los cuales posen un 30 % de proteína cada 100 g, y las almendras, que tienen un 24 %.
  • Semillas. Semillas de chía, de sésamo, de calabaza… todas contienen un alto contenido en proteína vegetal, entre el 20 %-35 % cada 100 g.
  • Soja. Sin duda, una de las fuentes de proteína vegetal más famosas, destaca por su sabor y versatilidad. Se trata de una fuente completa. Posee casi un 40 % de proteína cada 100 % además de otros micronutrientes como son el calcio, hierro, magnesio, vitamina A y C.
  • Legumbres. Lentejas rojas, judías rojas y negras, lentejas marrones o garbanzos. Aunque estos últimos solo poseen un 8 % de proteína cada 100 g, el resto de legumbres poseen un porcentaje entre 20-30. Para tener un gran aporte de proteína vegetal se pueden preparar platos en los que se mezclen distintos tipos de legumbres con otras fuentes de proteína vegetal.
  • Quinoa. Se trata de una fuente de proteína vegetal completa que además contiene otros micronutrientes como omega 3, potasio, calcio, hierro y vitaminas del grupo B.
  • Espirulina. Esta fuente de proteína viene directamente desde el mar y es sin duda una de las fuentes que posee más cantidad de este componente. Un 60 % cada 100 g, más que cualquier pieza de origen animal. También posee vitamina B12, lo que la convierte en un alimento perfecto para dietas que carecen de alimentos de origen animal y que, por lo tanto, pueden tener carencias de esta vitamina.
  • Seitán. También conocido como “carne vegetal”, es un preparado a base de gluten de trigo. Contiene un porcentaje elevado de proteína vegetal y es muy fácil de introducir en nuestra dieta, ya que existen muchas recetas a base de seitán.
  • Tempeh. Sin duda el tempeh es una de las fuentes menos conocidas, pero no por ello menos importante, posee un 20% de proteína cada 100 g, vitamina B6 B12, magnesio, hierro y calcio.
Volver
Artículos Recomendados

Deja un comentario

*